Claves para tener éxito con tu negocio en internet

Muchas empresas se plantean crear una plataforma “online” de la misma empresa, puesto que internet se ha convertido en la herramienta tecnológica más revolucionaria y poderosa de todas. El hecho de crear un negocio en internet ha dado mucha facilidad a los compradores, es una forma fácil de acceso directo cuando buscan algo concreto y de forma inmediata.

Aquí te vamos a mostrar cuatro claves para superar con éxito el inicio de tu negocio online.

Leer más

Realizar un plan de marketing online

A partir de unos sencillos pasos tendrás un idea más clara de cómo organizar una plan de marketing online.
Idear y llevar a cabo un plan de marketing online es algo que todo negocio debería hacer puesto que de ello dependerá la evolución del mismo.
Empezaremos con un análisis de la situación actual, planificamos nuestros objetivos para acabar desarrollando nuestra propia estrategia con un listado de acciones a realizar, y para finalizar medimos y controlamos los resultados de esta estrategia.

1. Recopila información sobre tu público objetivo

Sobre nuestro visitante: ¿Quién es?¿Cómo llega?¿Que le interesa? ¿Que otras páginas visita? Una forma de tartar de definir a este público es imaginarlo, ponerle nombre, por ejemplo: Pepe. Pepe tiene 46 años, casado, con hijos. Trabaja en una fábrica y tiene como hobby el bricolaje. También puedes ayudarte de una fotografía para ponerle cara.

Todo este proceso ayuda a tener una idea más clara de quien es el público al que vas a dirigir tus acciones, hay que enteneder que no todo el mundo es tu público obejtivo. Si amplias mucho el abanico, se dividen también la efectividad de tus acciones.

2. Sigue de cerca a tu competencia

¿Quién esta a la cabeza de las ventas en tu mercado? Es lo primero que has de averiguar: ¿Quiénes son los 3 primeros que encabezan las ventas en tu sector? Realiza un pequeño dossier recopilando información en internet, responde a estas preguntas: ¿Invierten en publicidad en internet? ¿Qué palabras clave usan para ello? Realiza búsquedas en google sobre el servicio o producto que ofreces, esta informacion es pública y será la base para tu estrategia.

3. Selecciona los canales más interesantes para tu negocio

Redacta una lista con los canales que tienes disponibles para comunicarte: email, redes sociales, anuncios patrocinados en goole (adwords) y define si son relevantes para tu negocio. Evalúa los canales en base a dos ejes: uno será el esfuerzo y otro el resultado que puedes obtener.
Responder a estas preguntas te puede ser de utilidad: ¿Que objetivos puedes conseguir?¿Reconocimiento / imagen de marca?¿Aumento de tráfico?¿Incremento de ventas?.
En cuanto al presupuesto disponible es fundamental saber de cuantos recursos disponemos, hay que tener en cuenta que muchas veces se dice: “No hay dinero” pero luego se acaba gastando tiempo o dinero sin darnos cuenta.
En el apartado “recursos de los que disponemos” hay que pensar si tenemos personal que se podrá dedicar a tareas de marketing online y de si están capacitados para ello. ¿Tenemos que contratar estos servicios? Es importante tener claro esto desde un principio para continuar.

4. Planifica tu estrategia

Existen gran cantidad de canales y estraegias que pueden ser correctas para tu negocio, dependiendo de tus objetivos y el tipo de clientes. Un ejemplo, es que si buscas lograr un mayor reconocimiento de tu marca y mejorar la atención al cliente, centrarte en estrategias en redes sociales será la mejor elección. Si lo que quieres es tener más tráfico y lograr ventas, una combinación entre SEO (posicionamiento orgánico) y email marketing puede que te haga mejorar. Este es un listado de acciones que puedes realizar dependiendo de tus espectativas:

Publicidarte en displays
Email marketing
Pago por Click (PPC)
Posicionamiento en buscadores (SEO)
Marketing de afiliados
Social media marketing
Blogging
Video marketing
Marketing en móviles
Ofertas grupales…

5. Medición de los resultados

Resulta crucial determinar indicadores específicos para medir los resultados que obtengamos. Nada mejor que utilizar el método SMART para fijar nuestros objetivos. Las siglas del método SMART corresponden a Specific (específicos), Measurables (medibles), Achievable (alcanzables), Relevant (relevantes), Timely (a tiempo). Por lo tanto, los objetivos que nos marquemos tienen que ser específicos (por ejemplo, aumentar en 1000 visitas al mes), medibles (con google analytics por ejemplo), alcanzables (si nuestras visitan ronda la media de 600, no fijarnos 60000 para el próximo mes), relevantes (¿este aumento de visitas sirve de algo?) y a tiempo (nos damos de plazo 2 meses para lograrlo).

Unos cuantos ejemplos de objetivos SMART podrían ser:

Incrementar las ventas un 20% desde mayo a junio
Aumentar el tráfico natural en un 20% en 5 meses
Aumentar las interacciones en las redes sociales en un 25% para el trimestre siguiente

6. Comprobación de la efectividad

Deberás comprobar qué tal funcionan tus campañas de marketing online estableciendo objetivos en Google Analytics y revisando otras métricas con Facebook Insights. También puedes utilizar tests A/B, las herramientas para webmasters de Google, o servicios como los de clicktale para conocer como interactúan los visitantes con tu web.

Monitorear y elaborar pequeños informes te ayudará a visualizar qué tal están funcionando tus estrategias de marketing online.

7. Revisión constante

Tómate tu tiempo para revisar qué acciones de marketing online están obteniendo mejores resultados y cambiar lo que haga falta cambiar. La clave está en adaptar tus campañas para sacar partido de las nuevas oportunidades que se vayan dando.

IMAGEN E IDENTIDAD CORPORATIVA

Imagen e identidad corporativa son dos conceptos muy diferentes, pero que son confundidos con demasiada frecuencia. En el artículo de hoy te explicaremos el significado de cada uno de ellos y te ayudaremos a diferenciarlos.

IDENTIDAD CORPORATIVA

Este concepto, también denominado identidad visual corporativa, hace referencia a la apariencia física de una organización determinada. Cuando hablamos de la identidad corporativa estamos hablando efectivamente del nombre de la empresa, su logo, eslogan… pero también de todos aquellos elementos que contribuyen a transmitir la imagen de la empresa, como pueden ser las tarjetas de visitas, el diseño de los puntos de venta y todos los demás elementos de papelería corporativa.

El logo (en ocasiones llamado simplemente marca) es la simbología corporativa que representa a la empresa y a la marca. Se trata, sin duda, una parte importante de la identidad corporativa de una empresa, hasta el punto de que se suele recomendar ir con cuidado a la hora de modificarlo sustancialmente, ya que el cambio puede llegar a confundir a la audiencia. El logo se compone principalmente de texto e imágen, y según su composición es posible clasificarlos en varios tipos.

logotipo-imagen-identidad-corporativa

Logotipo: Cuando el logo está compuesto únicamente por palabras con una adecuada tipografía. Ej.: Coca-Cola, Disney…

logotipo-imagen-identidad-corporativa

Isotipo: Cuando el logo se compone principalmente por un símbolo, sin palabras o quedando estas en un segundo lugar. Ej.: El “Swoosh” de Nike, la “M” de Mcdonalds, etc.

logotipo-imagen-identidad-corporativa

Imagotipo: Cuando el logo incluye ambos elementos, texto y símbolo, que no se mezclan y puede llegar a ser utilizadas de forma independiente. Ej.: Carrefour, Adidas, etc.

logotipo-imagen-identidad-corporativa

Isologo: Se da cuando texto (logotipo) e imagen (isotipo) se funden en un solo elemento. A diferencia del imagotipo, texto e imagen no pueden ser utilizados por separado. Ej.: Burger King, Harley-Davidson, etc.

IMAGEN CORPORATIVA

La imagen corporativa  es un concepto muy diferente al de identidad corporativa. Sin entrar en tecnicismos, podemos definirla como la percepción que los consumidores tienen de la empresa.

La imagen proyectada por las empresas estará en función de las estrategias de marketing utilizadas, de cómo son implementadas estas estrategias y de cómo son percibidas por su público.

No obstante, varios importantes autores como Kotler y Fox señalan que los consumidores tienden a formarse una imagen acerca de las empresas en base a unas informaciones que pueden llegar a resultar limitadas e incluso inexactas. Esta es la razón por la que las empresas deben entender y conocer cuál es su posición en la mente del consumidor (es decir, su posicionamiento), y asegurarse de que la imagen transmitida refleja fielmente los atributos deseables de la compañía, o tomar medidas correctoras en el caso contrario.

Si quieres desarrollar su logotipo, la imagen e identidad corporativa de tu empresa confía en profesionales. Tel. 96 228 70 84 central@xsi.es